Balneario de Panticosa, Huesca, Aragón

| 30 noviembre, 2012 | 0 Comments

El origen del Balneario de Panticosa de Huesca, se pierde en los tiempos, de hecho es conocida al utilización de sus aguas en la época romana, pero caen en desuso durante la época medieval e incluso algunos de sus manantiales quedaron sepultados por aludes durante siglos. El interés por las propiedades medicinales de las aguas resurge con el Renacimiento y en 1693 se construye la primera Casa de Baños de Panticosa. Tuvo mucho auge y su concesión fue cambiando de manos, sufriendo remodelaciones y pasando por etapas de distinto brillo.

En el siglo XIX Panticosa era una de las mayores y más prestigiosas villas balnearias de España, capaz de albergar a más de mil quinientas personas, una capacidad superior al total de alojamientos de muchas ciudades españolas.

En la actualidad, Panticosa Resort, situado a más de 1.600 metros de altitud en el Pirineo Aragonés es un moderno complejo termal y hotelero con instalaciones que aprovechan y potencian las cualidades del agua termal de Panticosa y muy próximo a la estación de esquí de Panticosa, con un espacio de 8.500 metros cuadrados dedicados al termalismo y una gran variedad de opciones de ocio.

Las aguas del Balneario de Panticosa se caracterizan por ser hipertermales, emergiendo de la tierra a una temperatura de 53º C, una de las temperaturas más altas de Europa. Son muy alcalinas y blandas, fluoradas, sulfuradas, bicarbonatadas sódicas y oligometálicas. Están especialmente indicadas para tratamientos que necesitan acciones analgésicas y son muy beneficiosas para pacientes con enfermedades óseas, de piel, reumáticas, cuadros de estrés y problemas asmáticos.

El Balneario de Panticosa dispone de 4 fuentes de aguas Oligometálicas: Manantial de San Agustín o Fuente del Riñón, Fuente de la Belleza o del Estómago, Manantial de La Laguna y el Manantial de Tiberio, la única fuente de origen profundo.

El edificio del Balneario ha sido diseñado por Belén Moneo y Jeff Brock para integrarse en la naturaleza y buscando una atmósfera relajante, con formas suaves y redondeadas en las que la luz y el agua son los ejes centrales. En el Balneario de Panticosa se pueden distinguir tres partes bien diferenciadas: La zona de Cabinas, la planta de piscinas y un completo gimnasio.

Entre los tratamientos termales cuentan con baños y chorros, circuitos termales, tratamientos faciales y una completísima carta de masajes, además disponen de productos de elaboración propia para tratamientos, que utilizan como base, el agua medicinal del Manantial Tiberio y que se combinan con una linea de productos cosméticos.

Marga G.-Chas Ocaña

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Category: Balnearios Aragón, Balnearios de Huesca

About the Author ()

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *